Los cinco peces más bellos del mundo

ByPZEmvIQAE2kSv-600x288.jpg

De acuerdo, este artículo es tan parcial y subjetivo como puede serlo, pero, ¿no es subjetiva la belleza? De ahí que no tengamos por qué coincidir en cuáles son los cinco peces más bellos del mundo, pero desde peceras.es nos han parecido que son estos:

5.- Ídolo moro

Caro y complicado de mantener en los acuarios domésticos, el ídolo moro es uno de los santos griales de los acuaristas. Eso sí, evitemos confundir a esta especie con otra mucho más común, como lo es el bannerfish o ídolo falso.

betta_splendens

4.- Pez betta

El cuarto puesto es para el betta, también llamado luchador de Siam o Betta splendens. Nativo de la cuenca del Mekong (en el sureste asiático) es uno de los peces más populares de entre los de agua dulce. Una belleza por su color, sus formas y su elegancia. Eso sí, no juntes a dos de estos camorristas en el mismo espacio.

Los colores del betta se mueven entre el verde y el marrón embotado y las aletas de los ejemplares salvajes son relativamente cortas. Pero la selección artificial ha desarrollado ejemplares de largas aletas y colores muy llamativos.

3.- Caballito de mar

Con el cuerpo rodeado de anillos óseos y cola prensil, tiene un hocico de longitud media y una corona pequeña de cinco puntas. La gama de colores de estos animales –se hace extraño llamarlos peces, ¿verdad?- va del blanco al marrón oscuro, con una serie de bandas transversales en esos mismos tonos. Llegan a los 25 centímetros y suelen ser los machos los que incuban los huevos en su bolsa abdominal.

2.- Pez payaso

El que nos ha parecido digno de la medalla de plata es el pez payaso o pez anémona. Suelen presentar una coloración amarilla-naranja con rayas blancas y forro negro en torno a las aletas. Aunque, a decir verdad, la distribución de los colores, así como el tono exacto presenta muchas variaciones, según la subespecie. El tamaño de los adultos oscila de los diez a los dieciocho centímetros.

1.- Pez mandarín o gobio mandarín

He aquí un pez hipnótico: el Synchiropus splendidus, gobio mandarín o pez mandarín. Pequeño y de tonos brillantes, pertenece a la familia de los dragoncitos, muy popular en los acuarios marinos. La especie tiene su origen en el Pacífico, entre las Islas Ryukyu y el sur de Australia

El cuerpo del pez mandarín alcanza los seis centímetros y es alargado; tiene ojos saltones y dos aletas dorsales. En cuanto a los colores, con el azul de fondo, destacan las franjas anaranjadas, verdes y amarillas.

Ahora, te toca juzgar y elegir.